Sep 18, 2010

Ojalá no sea esto lo que te lleve a votar.

video

Cuando traté de explicarle a una amiga visitante los niveles de inseguridad en Venezuela y qué era un secuestro express, me di cuenta de que mis palabras nunca podrían describir la angustia que viven decenas de venezolanos cada día, ni la incertidumbre con la que salen de sus casas sin saber si regresarán.
Encontré este video que me impresionó y, cuando se lo mostré, comprendió perfectamente: imágenes que hablan por personas que no podrán hacerlo más.
Sé que la inseguridad no es la única razón para votar por una asamblea que se dedique a algo más que a rendirle pleitesía a un presidente. Sin embargo, para mí, es una de las más importantes.

Sep 10, 2010

El post que nadie tiene que saber que leyeron.

Uno de los grandes problemas del microblogging es que en 140 caracteres resulta muy evidente cuando cometemos un error ortográfico.

Además de que el mal uso de las palabras (y hasta errores en su acentuación) cambia todo el sentido de la oración, una barbaridad ortográfica puede hacerle perder toda la fuerza a una frase que, correctamente escrita, quién sabe si hasta sería brillante.

No se asusten: no voy a convertir esto en una clase de Castellano. Sólamente haré una pequeña lista de lo que considero son los términos que se prestan a confusiones más comunes.

Ay, hay y ahí

¡Ay! Interjección. Se usa en frases como "ay, papá, tú como que tuiteas borracho"

Hay del verbo haber: "hay hombres que no entienden cuándo deben quedarse callados"

Ahí indica lugar, ubicación: "ahí mismo queda la casa"

A, ha y ah

A es preposición. Se usa en frases como "a veces es mejor quedarse callado"

Ha, también del verbo "Haber". Se utiliza en casos como "él se ha presentado varias veces como su novio".

Ah, interjección. "ah, tienes razón"

He, e

He, del verbo "haber". Ejemplo: "te he llamado tres veces"

E, se usa en lugar de "y" cuando la palabra que viene también comienza por "i": "Somos Carlos e Irene"

A ver, haber.

A ver, son dos palabras. Su uso parece obvio, ¿no? "Vamos a ver si entendieron"

Haber, verbo en infinitivo: "va a haber fiesta esta noche"

Echo, hecho

Echo es del verbo "echar", arrojar, tirar: "El perro echó a correr cuando vio la carne"

Hecho: del verbo "hacer": "del dicho al hecho hay mucho trecho", "hecho en Venezuela"

APRÉNDANSE ESTO: Hechar no existe.

Hacer, a ser

Hacer, verbo en infinitivo que significa elaborar, confeccionar. "Vamos a hacer una colecta para el ancianato"

A ser, son dos palabras, Es otra forma de decir "será": "Vicente va a ser abogado cuando crezca".

Espero que mi micro lección de castellano les sea útil alguna vez. Y, tranquilos, siempre pueden decir "yo siempre me supe esas reglas". Pero, si después de leer esto, siguen escribiendo burradas, con mi conciencia tranquila diré "yo no tengo la culpa".




Sep 6, 2010

Las plañideras 2.0

Recuerdo que en primaria me hicieron leer una historia sobre "Las Plañideras": señoras que, sin tener la menor idea de quién era el muerto, eran contratadas a ver quién lloraba más duro durante el velorio. Pertenecían a una cofradía, según recuerdo. Creo que debe haber pocos oficios más patéticos que ése, pensé.

Esta semana presencié la modernización y, peor aún, digitalización, de ese cuento: después de una prolongada huelga de hambre falleció el Sr. Franklin Brito. Si tenía o no razones para hacerla no viene el caso. Estar o no de acuerdo con él, tampoco. Respeto la vida, pero respeto sus razones también, y, al fin y al cabo, era su vida.

Hubo personas que, por cariño y solidaridad con él, se convirtieron en (por lo menos ante mis ojos) su "familia extendida". Vivieron y compartieron con nosotros su historia y agonías. Nunca dejaron, aunque "pasara de moda" de estar pendientes de él y hasta de tratar de atraer nuestra atención. Pero fueron bien pocas. Ustedes sabes quiénes son.

Aunque quise dejar a un lado el fondo político, reconozco que considero mi aliado a todo el que esté contra el chavismo y no politizar algo donde la exigencia era "sólo Chávez puede resolver mi problema" es imposible.

Pero, de politizar la muerte de un huelguista de hambre a insultar a los que decidieron no rasgarse las vestiduras por ello hay un gran trecho. De repente, todos se erigieron en jueces de un luto donde sólo el negro cerrado estaba permitido. Especie de viudas de un marido al que en vida nunca le prestaron demasiada atención.

¿Quién carrizo me creo yo para venir a decretar duelo nacional (con música clásica en la radio incluida)? ¿Critico anónimamente los que, usando sus nombres, apellidos y fotografías, asumen que asistirán a un evento social. Los insulto, minimizando cualquier esfuerzo anterior a favor de la causa del Sr. Brito, mientras yo anuncio que... no sé, voy al gimnasio, al cine o a ver televisión?

Claro, una oposición bien organizada hubiera utilizado la causa (y la muerte) del Sr. Brito como bandera. Y no me refiero a los "politiqueros de oficio", como dice Magdita ¿O es que no se han dado cuenta de que todos los que no estamos con Chávez estamos contra él? ergo, somos oposición.

Qué fuerte hubiera sido ver la rabia e impotencia producida por otra injusticia más transformada en algo más efectivo que insulticos de internet. Y, ¿saben qué? Todavía creo que eso puede pasar.

Me fastidié de los que, desde el teclado, critican a los "guerreros de teclado". De los que usan el "social media" para dárselas de antisociales.
Mi admiración al valiente Sr. Brito, que luchó hasta las últimas cosecuencias por lo que él creía correcto. A ver cuántos podemos presumir de haber hecho lo mismo.
Mis respetos a los que apoyaron las causas del Sr. Franklin (no sólo la de sus tierras, sino la de su Derecho a Huelga), a los que trataron de disuadirlo por el bien de su familia y a los que se dedicaron a que la prensa internacional conociera su historia.

El resto, para mí, son las plañideras 2.0.





- Posted using BlogPress from my iPad